Hay muchas maneras de medir el éxito de una empresa y muchas redes de analítica nos han presentado maneras estándares de hacerlo, tales como los likes y shares de Facebook, pero tristemente hoy en día ese éxito estándar sólo sirve para engrandecer el ego de una empresa.

A continuación les enseñaré a medir lo que es importante para que estemos enfocados en la información importante.

A la hora de medir es importante que la información resultante nos sirva para tomar decisiones y es complicado tener unas métricas estándares ya que cada negocio es diferente y no se puede medir igual una tienda electrónica ó una maquila.

Para fines prácticos dividiremos las métricas en 2, métricas de vanidad (evitar) y métricas accionables (enfocarse en éstas).

Métricas de vanidad

Las métricas de vanidad son métricas fáciles de medir o monitorizar, nos pueden dar una falsa impresión de crecimiento. Ésto porque no nos sirven para optimizar nuestros esfuerzos ni para generar mayores resultados y generan un sentimiento de falso éxito.

Algunos ejemplos de métricas de vanidad serían:

  • Número de seguidores
  • Número de likes, shares y comentarios
  • Cantidad de visitas
  • Descargas de una aplicación

Métricas accionables

Las métricas accionables son aquellas que sirven para ajustar una estrategia y normalmente son cualitativas es importante que la información recopilada ayude a validar/rechazar una hipótesis o generar una nueva hipótesis.

Ejemplos de métricas accionables:

  • Reacciones de los usuarios ante un prototipo
  • Ideas nuevas para prototipos posteriores
  • Validación del contenido
  • Validación del flujo
  • Acciones previas y posteriores para el uso de tu producto

Diseña tus métricas

Comparte en los comentarios qué métricas te han confundido de tus objetivos y cuáles te han ayudado a maximizar tus resultados.